Dulces para tomar con té negro

17/06/2022 · Actualizado: 06/04/2023

Imagen de Té Negro

Su origen se contextualiza en el continente africano. Además, su cultivo está especialmente extendido en países asiáticos como India. Junto al té verde o el té rojo, el té negro se ha convertido en una de las alternativas más demandadas alrededor del mundo. En realidad, no es extraño si tenemos en cuenta sus propiedades y su versatilidad a la hora de integrarse en una gran variedad de recetas.

A continuación te hablamos sobre algunas de sus propiedades más importantes y también reunimos algunas recetas dulces que debes conocer. ¡Toma nota!

Índice

Propiedades del té negro

Contiene cafeína

Al tener una composición rica en cafeína a menudo el té negro se utiliza como un sustituto del café. 

Fuente de antioxidantes

Es una de las variedades de té que posee una mayor concentración de antioxidantes. Además, se le atribuyen propiedades regeneradoras.

Propiedades adelgazantes

Su consumo puede incrementar la velocidad del metabolismo por lo que, uno de sus principales efectos, es la pérdida de peso.

Estimulante del sistema nervioso

Uno de sus efectos es la activación del sistema nervioso y aunque puede resultar beneficioso en determinados momentos que requieren de cierta concentración, no se recomienda consumir más de dos o tres tazas diarias.

Recetas dulces con té negro que debes probar

Receta de Bizcocho de té negro al jengibre

Agua240 ml
Té negro 1 cucharada
Harina de repostería200 g
Levadura química1 cucharadita
Bicarbonato sódico1 cucharadita
Jengibre molido 1 cucharadita
Sal2 g
Azúcar150 g
Mantequilla fría55 g
Huevo L1
Melaza o miel30 ml

Lo primero que deberás hacer para trabajar en esta receta es precalentar el horno a 180 grados. A continuación engrasa el molde que contendrá la masa  del bizcocho.

Quizás te interesen estas recetas:Restaurante Maria Dolores by Edgar Nuñez en Atelier Playa MujeresRestaurante Maria Dolores by Edgar Nuñez en Atelier Playa Mujeres

Pon agua a hervir. Retírala del fogón y agrégale el té negro. Déjalo reposar durante aproximadamente cinco minutos para a continuación filtrarlo sirviéndote de un colador. Vierte sobre un recipiente el bicarbonato, la sal, el jengibre, el azúcar y la levadura. Mezcla todos los ingredientes y agrega la mantequilla. Amásalos con las manos hasta conseguir una solución homogénea.

Por último, vierte el huevo, la miel y el té y continúa mezclando los elementos. Vierte la solución sobre el molde y déjalo hornear durante un período de aproximadamente media hora.

Pastel de Té Negro

Huevo4
Mantequilla1 taza
Azúcar2 tazas
Té negro1 taza
Harina2 tazas
Polvo para hornear1/2 cucharadas
Migas de pan seco1/3 tazas
Avellanas picadas1 taza
Cacao en polvo sin azúcar1/3

Precalienta el horno a 180 grados. Engrasa tu molde y comienza a trabajar en la masa. Lo primero que tendrás que hacer será batir las yemas de huevo en un recipiente para, a continuación, mezclarlas con mantequilla y azúcar blanco hasta obtener una textura suave. Incorpora gradualmente el té negro.

Agrega la harina, el polvo para horneado, el de caceo, las avellanas y el pan rallado. Por último, deberás batir las claras de huevo y agregarlas a la mezcla. Unifica la solución hasta convertirla en una sustancia homogénea. Introdúcela dentro del molde y déjalo hornear durante un período de entre sesenta y setenta minutos. Cuando haya terminado el horneado lo más recomendable es dejar que el pastel se enfríe antes de extraerlo para evitar que se produzcan roturas.

Helado de té negro

Leche400 ml.
Té negro10 gr.
Yemas de huevo3
Miel100 gr.
Crema de leche150 ml.

Vierte la leche en un cazo ponla a hervir. Agrega el té negro y déjalo reposar durante un período aproximado de entre 3 y 5 minutos.

Hazte con un recipiente tipo bol y comienza a batir las llevas de huevo mezclándolas con la miel. Echa sobre un recipiente la mitad de la leche y mézclala con las yemas. A continuación, cocínalo con la técnica al baño maría y espera hasta que el cuerpo gane densidad. ¡Ya tienes tu crema de leche!

El siguiente paso será mezclarla con el resto de leche. Introdúcela en un molde y ponlo a congelar. Antes de que se llegue a congelar del todo, remuévelo y déjalo reposar nuevamente en el interior del congelador. Repite el proceso dos veces más.

Quizás te interesen estas recetas:Desayunos originales para sorprender a tu parejaDesayunos originales para sorprender a tu pareja

Vasito cremoso de té negro con naranja

Jarabe de maple150 gr.
Agua35 ml.
Grenetina7 gr.
Té negro15 gr.
Crema para batir540 gr.

Pon a hervir tu crema y añade el té negro. Déjalo infusionar durante cinco minutos. A continuación hidrata la gelatina agregándole agua y ponla a fundir en el microondas. Con diez segundos será suficiente. Agrega la infusión junto con el jarabe de maple y mézclalo. Sírvete de un colador para filtrar el té y déjalo enfriar.

Reparte el contenido en diferentes vasos y ponlos a refrigerar durante un período de entre 30 y 45 minutos. Una vez que se haya solidificado, agrega maridaje según tus preferencias. Puedes optar por gajos de naranja o copos de chocolate.

Gelatina de durazno con té negro

Agua2 tazas
Té negro4 bolsitas
Azúcar¼ de taza
Grenetina en polvo6 cdas.
Duraznos en almíbar6 mitades
Agua1 taza
Almíbar¼ de taza

Introduce el agua en el interior de una olla y ponla a hervir junto al té negro durante un período de, al menos, cinco minutos. Apaga el fuego y extrae las bolsitas. Vierte el azúcar y mézclalo. Agrega tres cucharadas de grenetina, mezcla la solución y déjalo reposar durante algunos minutos. Calienta la solución en el microondas durante apenas quince segundos y continúa mezclando la solución. Vuelve a repetir el proceso tantas veces como sea posible para que la grenetina se disuelva. 

Distribúyelo en pequeños vasos e introdúcelo en el refrigerador al menos una hora y media. Retíralo cuando la gelatina se haya solidificado.

El siguiente paso será licuar los duraznos. Cuando haya adquirido un cuerpo líquido introdúcela en una olla y ponlo a hervir. Una vez haya alcanzado su punto de ebullición deberás verter el resto de grenetina en una taza con esta mezcla. Ponla a enfriar y cuando se haya solidificado, viértela sobre la gelatina de té negro. Introduce ambas en el refrigerador durante un par de horas y espera a que cuajen

Me puedes seguir en mi canal de Youtube

Quizás te interesen estas recetas:Pastel salado de patatas, carne y salsa de tomate. Una receta que va a encantarPastel salado de patatas, carne y salsa de tomate. Una receta que va a encantar

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Dulces para tomar con té negro puedes visitar la categoría Información de interés.

Jose Manuel

Desde hace años me fascina la cocina y repostería tradicional y ese fue uno de los motivos por los que me embarqué en el proyecto de Asopaipas, un medio para compartir mis inquietudes con respecto a la gastronomía de siempre. Si pasas por aquí descubrirás todo tipo de platos que te ayudarán a disfrutar y a amar la cocina.

Quizás te gusten estas otras recetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir